:::: MENU ::::

20 feb. 2015

  • 20.2.15
Investigadores españoles e italianos se dieron cita ayer en el Palacio de la Merced, sede de la Diputación de Córdoba, para asistir a una conferencia para analizar y transferir los conocimientos existentes sobre la Xylella fastidiosa, una bacteria originaria de América que constituye una amenaza para el olivar mediterráneo y es ya una realidad palpable en algunas regiones italianas, como Puglia.

® AD ENTERTAINMENTS ||| PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

El vicepresidente primero de la institución provincial, Salvador Fuentes, inauguró esta jornada y afirmó que “esta es la gran amenaza para el olivar y aquí tenemos expertos que pueden contribuir mucho a erradicar esta problemática para que seamos más previsores teniendo en cuenta la experiencia italiana”.

Por su parte, el responsable de Agricultura en la Diputación, Julio Criado, resaltó que “la Diputación es hoy núcleo central de la transferencia del conocimiento en nuestra provincia. Vamos de la mano del sector y hemos sido capaces de dar respuestas a las demandas de los olivicultores, que quieren hacer frente a esta amenaza, que ha secado más de 10.000 hectáreas en Italia”.

El presidente de Asaja Córdoba, Ignacio Fernández de Mesa, afirmó que esta conferencia es “positiva”, ya que “es la expresión de la unión entre los empresarios y los centros de formación y transferencia del conocimiento, como es la universidad. La Diputación en este caso nos acoge, nos recibe y nos apoya. Todo para evitar, por todos lo medios, que se propague esta bacteria, surja una radiografía de cómo está e instrumentalizar a la Unión Europea para que no se expanda”.

En esta línea, Enrique Quesada, vicerrector de Innovación, Transferencia y Campus de Excelencia de la Universidad de Córdoba, reiteró que la conferencia coordina a todos los agentes implicados en el sector agrario para que “todos juntos busquemos una solución. Esa es la mejor manera de prevenir esta problemática”.

Así, las ponencias se organizaron en torno a tres módulos: el patógeno, la expansión, y el enfoque del problema, acciones de control y conclusiones. Proveniente del continente americano, este nuevo patógeno seca los olivos de forma progresiva, se transmite por insectos de forma muy eficiente con una gran rapidez de expansión en forma de epidemia resultando en muchos casos letal para el árbol. Además, tiene un gran número de plantas huéspedes lo que agrava el problema.

Esta iniciativa estuvo organizada por la Asociación Española de Municipios del Olivo (Aemo), Asaja, y el Campus de Excelencia Internacional Agroalimentario (CEIA3), y contó con la colaboración de la Diputación de Córdoba, el Instituto de Agricultura Sostenible (CSIC) y el Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de Andalucía (COIAA). Además, estuvo patrocinada por Gea-Westfalia y Syngenta.

REDACCIÓN / PORCUNA DIGITAL

DEPORTES - PORCUNA DIGITAL

FIRMAS
Porcuna Digital te escucha Escríbenos