:::: MENU ::::

31 mar. 2020

  • 31.3.20
Andalucía Digital se hace eco en su Buzón del Lector de una reflexión sobre las consecuencias que se derivarán, a nivel global y en un futuro, de la pandemia mundial por el coronavirus Covid-19. Si desea participar en esta sección, puede enviar un correo electrónico a la Redacción del periódico exponiendo su queja, comentario, sugerencia o relato. Si quiere, puede acompañar su mensaje de alguna fotografía.



Cuando todo pase, porque pasará, nos replantearemos la vida tal y como la conocemos. De manera inapelable se cuestionarán todas las estructuras sociales, culturales, económicas y productivas actuales. De qué decisiones y conclusiones saquemos y de cómo modifiquemos nuestro modo de vida, dependerá que la humanidad avance hacia un futuro complejo, pero esperanzador o, por el contrario, nos hundamos en un pozo profundo, de lucha por la supervivencia, donde solo los mas fuertes lo logren.

Eso, cuando todo pase. Ahora toca resistir, apretar los dientes, ser resilientes, ser valientes. Resistir es vencer: debemos entrever el final de todo esto, la luz al final del túnel y agarrarnos a eso. Porque es verdad, porque el final llegará. La humanidad avanza hacia el descubrimiento de nuevos medicamentos y vacunas a ritmo acelerado. Y se lograrán más pronto que tarde.

El tiempo que discurra mientras tanto es difícil de gestionar, quién lo duda. Cargado de noticias e informaciones que nos sumergen en la duda y la zozobra, que nos reducen la esperanza, que nos aturden y desequilibran. Debemos sobreponernos, sacar lo mejor de nosotros mismos. ¿Cómo? A través del esfuerzo, la generosidad y la inteligencia emocional.

A veces es útil el recurso al pasado y pensar por un momento en lo que fue vivir en ciudades bombardeadas durante meses y años en la Segunda Guerra Mundial. O comparar esta guerra (que lo es) con otras actuales y pasadas.

Pensemos en el horror global de las pandemias sufridas a lo largo de la historia de nuestro continente de manera reiterada, donde solo la selección natural decidía entre la supervivencia y la muerte. Por supuesto, la humanidad está infinitamente más preparada que en anteriores pandemias. La crisis actual es muy grave, pero los avances sociales, tecnológicos y sanitarios nos permiten, en la mayoría de los casos, sobrellevarla con mayor facilidad que otras anteriores sufridas por la humanidad.

Y ahora hay que hablar del día siguiente. Ese día en que respiraremos hondo, nos abrazaremos y lloraremos de emoción por lo sufrido, por los reencuentros, por la vuelta de la esperanza y la libertad que perdimos. Y, cómo no, ese día lloraremos a todas las victimas de esta guerra, porque el miedo que ahora nos atenaza ya no estará, y podremos llorarlas libre y sinceramente, como merecen.

Estas víctimas de la tragedia, que nos han dejado, en muchos casos por su gran debilidad física y social, en absoluta soledad, en silencio, atendidos por nuestros heroicos y desbordados sanitarios, que están haciendo mucho más de lo humanamente exigible. Estás víctimas del virus destructor no son colaterales, son víctimas dolorosas y nuestras en esta guerra, a las que nunca debemos olvidar.

Cuando pasen la euforia y el duelo, llegará, debe llegar, el momento de recuperar la perspectiva y decidir entre todos qué debemos cambiar. Debemos realizar una ambiciosa recapitalización y fuerte inversión en valores. Sí, han leído bien, en valores humanos y morales que nos permitan renacer como sociedad. Que modifiquen los erróneos estándares vitales por los que nos dejamos conducir hasta ahora. Que permitan que la valía de un ser humano deje de medirse por el número de casas, coches y lo abultado de las cuentas corrientes que posee.

Renazcamos como una sociedad de ciudadanos, cuyo horizonte vital sea la legítima búsqueda de la felicidad a través de la dignidad en lo material, pero también en el plano moral, intelectual y espiritual. Donde no tengan cabida los cretinos, especuladores y depredadores que destrozan todo a su paso. Donde se permita e invite al individuo a trascender de lo puramente material, a través de la educación, la cultura y la salud garantizadas por una sociedad civil fuerte y rigurosa.

Iniciemos un enorme proyecto global, que a través de la revolución científica y tecnológica, una a las futuras generaciones en un inmenso objetivo común por el que la humanidad comience a forjar los cimientos de un futuro viable, que evitará que estemos abocados a que llegue el día en que fruto de nuestras propias contradicciones, nos autodestruyamos y, por ende, nos extingamos como especie.

LUIS MORENO VICENTE

NOTA: Los comentarios publicados en el Buzón del Lector no representan la opinión de Andalucía Digital. En ese sentido, este periódico no hace necesariamente suyas las denuncias, quejas o sugerencias recogidas en este espacio y que han sido enviadas por sus lectores.

  • 31.3.20
El Gobierno de España ha subrayado que la agricultura, la ganadería, la industria alimentaria y todos los servicios relacionados constituyen "servicios esenciales" en lo que respecta al Real Decreto-Ley por el que se regula un permiso retribuido recuperable para las personas trabajadoras de los servicios no esenciales que fue publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) en la noche del domingo.



De este modo, según se recoge en su anexo, "esta norma no es aplicable a las personas trabajadoras de la agricultura, ganadería, acuicultura, pesca e industria alimentaria, así como a las actividades imprescindibles para asegurar su funcionamiento".

El objetivo de este Real Decreto-Ley es reforzar, con carácter temporal, las limitaciones del movimiento de las personas para contener el Covid-19, y garantizar que los sacrificios y esfuerzos de toda la población tengan una mayor repercusión en la lucha contra esta enfermedad.

En su anexo, este Real Decreto-Ley relaciona las personas trabajadoras a las que no resulta de aplicación el permiso retribuido recuperable. Relacionadas con la actividad agraria, pesquera y agroalimentaria, figuran las siguientes:
  • Actividades que participan en la cadena de abastecimiento del mercado y en el funcionamiento de los servicios de los centros de producción de bienes y servicios de primera necesidad, incluyendo alimentos, bebidas y alimentación animal, permitiendo la distribución de los mismos desde el origen hasta el destino final.
  • Actividades imprescindibles para el mantenimiento de las actividades productivas de la industria manufacturera que ofrecen los suministros, equipos y materiales necesarios para el correcto desarrollo de las actividades esenciales.
  • Actividades que deban prestar los servicios de transporte, tanto de personas como de mercancías, que se continúen desarrollando desde la declaración del estado de alarma, así como de aquellas que deban asegurar el mantenimiento de los medios empleados para ello.
  • Actividades que presten servicios en materia de gestión de residuos y transporte y retirada de subproductos.
  • Las de los centros, servicios y establecimiento de atención sanitaria a animales.
Por otro lado, el Real Decreto 463/2020 por el que se declaró el Estado de alarma el pasado 14 de marzo para gestionar la situación ocasionada por el Covid-19, así como las sucesivas normas publicadas en el BOE, establece que las autoridades competentes delegadas adoptarán las medidas necesarias para garantizar el abastecimiento alimentario.

La producción agrícola, ganadera y acuícola, así como la actividad pesquera, la transformación de productos agrarios y pesqueros, los centros o clínicas veterinarias, el transporte y la distribución de alimentos, así como su comercialización a través de la venta minorista al consumidor, forman la cadena de abastecimiento alimentario cuya actividad debe garantizarse en la situación de Estado de alarma.

"Esto implica que debe mantenerse no solo la actividad de las empresas agroalimentarias en su conjunto, incluidas las explotaciones agrícolas, ganaderas, acuícolas y la actividad pesquera, sino también la de las empresas que, a su vez, les suministran los insumos y servicios necesarios para su funcionamiento y que resulten imprescindibles en este momento", recalca el Gobierno de España.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: ARCHIVO

30 mar. 2020

  • 30.3.20
El Ministerio de Sanidad ha prohibido todos los velatorios, independientemente de la causa del fallecimiento y de si se celebran en instalaciones públicas o privadas, incluido los domicilios particulares, para limitar la propagación y el contagio por el Covid-19.



Así lo recoge la orden ministerial publicada hoy en el Boletín Oficial del Estado (BOE), que especifica que en el caso de fallecidos por coronavirus "no se podrán realizar prácticas de tanatoestética, intervenciones de tanatopraxia, ni intervenciones por motivos religiosos que impliquen procedimientos invasivos en el cadáver".

La norma recoge otras medidas excepcionales como la restricción de las ceremonias fúnebres. En este sentido, se pospondrá la celebración de cultos religiosos o ceremonias civiles fúnebres "hasta que finalice el Estado de alarma". No obstante, en el enterramiento o despedida para la cremación de la persona fallecida, "se permitirá la asistencia de tres familiares o allegados", además, en su caso, de la persona asimilada de la confesión respectiva para la práctica de los ritos funerarios de despedida del difunto. Estas personas deberán respetar siempre la distancia de uno a dos metros entre ellas.

La orden, que puede consultarse de manera íntegra en este enlace, también regula, a propuesta del Ministerio de Consumo, algunas de las condiciones de contratación de los servicios funerarios.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR (ARCHIVO)
  • 30.3.20
El presidente de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), Fernando Rodríguez Villalobos, ha destacado “el papel fundamental y prioritario” que los ayuntamientos están realizando a diario, en estos momentos de crisis como consecuencia del Covid-19.



En ese sentido, ha ensalzado “el papel local en la gestión de servicios esenciales para la población en general, y especialmente para los colectivos sociales más vulnerables, como son nuestros mayores y las personas dependientes”, siendo especialmente destacable la rápida respuesta que se está dando por muchos alcaldes en las labores de desinfección de sus espacios públicos.

Rodríguez Villalobos también ha elogiado la atención a las personas en situación de riesgo y exclusión social, el refuerzo alimentario, las residencias de personas mayores; y la coordinación con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, así como a través de los Planes Locales de Emergencia con las Agrupaciones de Voluntariado de Protección Civil.

Villalobos también ha subrayado la labor de coordinación de los ayuntamientos y diputaciones con el Gobierno de España y la Junta de Andalucía, que se está potenciando desde la FAMP para la mejor gestión de esta crisis sanitaria.

“El esfuerzo orientado a dar las máximas garantías a la prestación de servicios tan imprescindibles como la ayuda a domicilio o la atención residencial de mayores, con dotación de equipos y reorganización de prestaciones para garantizar la máxima atención de este colectivo precisa de toda la colaboración entre las Administraciones y en eso estamos trabajando sin descanso”, ha abundado Villalobos.

El presidente de la FAMP se ha mostrado convencido de que “esta batalla la ganaremos luchando desde la unidad de toda la ciudadanía con la ayuda de todos los responsables de la prestación de servicios públicos a quienes agradecemos expresamente el esfuerzo y entrega que están demostrando en todos los municipios andaluces”.

Por otro lado, Villalobos también ha resaltado el compromiso de la FAMP por mantener un canal informativo y transparente, manifestando que “la evolución de la pandemia y la urgencia con que es preciso adoptar las diferentes medidas de actuación desde los Gobiernos locales, hacen necesario que éstos cuenten con información puntual, un espacio para aclarar dudas y formular consultas”.

La FAMP viene dando respuesta a esas necesidades desde el inicio del Estado de alarma, a través de un apartado específico creado en su página web. Este servicio funciona como un soporte documental en el que las personas con responsabilidad, tanto política como técnica de los ayuntamientos y otras entidades locales andaluzas, tienen acceso a información de referencia y actualizada sobre el desarrollo de actuaciones públicas derivadas del Estado de alarma, disponiendo de circulares y comunicados informativos y orientativos de la FAMP, así como Boletines Oficiales y comunicados y circulares destacados del Estado y de la Junta de Andalucía.

“Toda esta actividad puesta en marcha desde la FAMP busca facilitar al máximo la actuación de la Administración local andaluza en la gestión de esta situación de pandemia, manteniendo unos servicios públicos necesarios que permitan dar una respuesta de mayor responsabilidad que tenemos todos ante la expansión del coronavirus: quedarnos en casa”, ha concluido Villalobos.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: ARCHIVO

29 mar. 2020

  • 29.3.20
La Unión de Autónomos de Andalucía (UATAE) ha solicitado a la Junta que ofrezca "ayudas directas" a los autónomos afectados por la crisis del coronavirus. "Se trataría de un apoyo líquido que contribuya a paliar los desastrosos efectos económicos de esta crisis en Andalucía", ha resaltado el secretario general de la entidad, José Galván.



"La organización de defensa de los autónomos valora positivamente las decisiones tomadas hasta la fecha por la Junta, como el aplazamiento de la presentación de tributos o el aval financiero a los préstamos que se soliciten por parte de las micropymes", pero considera que "hay que llegar más allá", en palabras de su portavoz.

De esta forma, a juicio de UATAE Andalucía, "se podrían cubrir parte de los gastos estructurales de la actividad, es decir, las obligaciones derivadas de servicios esenciales para que el negocio se desarrolle, tales como suministros, mantenimiento, alquileres o servicios profesionales".

"El concepto que propone UATAE-Andalucía es que no solo se debería otorgar una cantidad económica directa, sino que pretende sectorizar otras partidas, de forma que lleguen de forma rápida y directa a quienes las precisan, aplicándose a las necesidades de cada sector; y pone como ejemplos, la subvención de un porcentaje en el combustible para los transportistas o de una parte de los alquileres del local para los comerciantes", aclara Galván, para quien "la Junta de Andalucía no puede quedarse atrás en esta decisión, ya que son varias Comunidades Autónomas las que han aprobado medidas similares de apoyo a los autónomos", como Valencia, Cataluña, Madrid o Cantabria.

"Es imprescindible que las ayudas alcancen no solo a los ingresos que no han llegado sino también al lucro cesante, es decir, a las expectativas de negocio que se han dejado de percibir por la ausencia de actividad económica dictada por las autoridades", añade el secretario general de UATAE-Andalucía.

De igual manera, la entidad ha solicitado a la Junta que "adopte medidas en otros ámbitos", como el apoyo al cuidado de menores y dependientes para los autónomos que tengan que dedicar tiempo a estas labores, la inspección para que la actividad económica se desarrolle con garantías de seguridad sanitaria, el mantenimiento de los contratos públicos con pequeñas empresas o la petición para que se flexibilicen requisitos de concesión de subvenciones europeas, "de cuyas autoridades debe esperarse altura de miras y un gran plan de inversiones para recuperar la economía en el continente", en opinión de Galván.

La Unión de Autónomos une estas peticiones a las solicitadas a otras instituciones, como los ayuntamientos ya que, según su secretario general, “todas las administraciones deben echar el resto para que esta crisis no hunda de nuevo a los autónomos, que son los que mantienen la economía del país”.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR (ARCHIVO)

28 mar. 2020

  • 28.3.20
Esta madrugada comienza el horario de verano, una medida que lleva aparejada la necesidad de adelantar una hora los relojes para aprovechar mejor la luz solar por las tardes. Es decir, en la madrugada del sábado al domingo, a las 2.00 serán las 3.00, de modo que si se mantuvieran los mismos hábitos, se perdería una hora de sueño. Este cambio horario es parte de la directiva europea 2000/84/CE que afecta a todos los Estados miembros de la UE.



La directiva obliga a aplicar un régimen horario de verano y un calendario común para las fechas y horas a las que debe comenzar y finalizar dicho horario para todos los Estados miembros. No existe la posibilidad de excepción que permita a un Estado miembro no aplicar el régimen de la hora de verano.

Según un estudio realizado por la Comisión Europea, esta medida tiene impactos positivos no solo sobre el ahorro energético sino sobre otros sectores como el transporte, las comunicaciones, la seguridad vial, las condiciones de trabajo y los modos de vida, la salud, el turismo o el ocio.

El cambio horario se remonta a la década de los setenta, cuando se produjo la primera crisis del petróleo y algunos países decidieron adelantar sus relojes para poder aprovechar mejor la luz natural del sol y consumir así menos electricidad en iluminación.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
INFOGRAFÍA: EUROPA PRESS

27 mar. 2020


DEPORTES - PORCUNA DIGITAL

FIRMAS
Porcuna Digital te escucha Escríbenos