:::: MENU ::::

7 nov. 2019

  • 7.11.19
La oferta de empleo público de la Administración General de la Junta para el año 2019 prevé un total de 2.351 plazas, 1.186 de acceso libre y 1.165 de promoción interna. Así lo ha dado a conocer el consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior, Elías Bendodo, a través de un informe presentado al Consejo de Gobierno, que refleja la apuesta del Ejecutivo autonómico por el empleo público.



La nueva oferta incluye plazas que conforman las estructuras de personal en aquellas áreas de la administración que tienen como objetivo el apoyo a las funciones prioritarias recogidas en la legislación estatal. Asimismo, se contemplan puestos en la mayoría de las opciones del Cuerpo Superior Facultativo, que o bien llevaban varios años sin ser convocadas o bien han sido directamente solicitadas por las distintas consejerías.

De esta forma, se incluyen plazas de Ingenierías de Caminos, Canales y Puertos, Ingeniería de Montes, Ingeniería de Minas, Arquitectura Superior, Ingeniería Agrónoma, Pesca, Veterinaria, Pedagogía, Psicología, Estadística, Informática, Conservador de Patrimonio -opción Patrimonio Arqueológico-, Ciencias Sociales y del Trabajo e Inspección de Prestaciones y Servicios Sanitarios -opción Inspección Médica-.

También se contemplan puestos en el Cuerpo de Inspectores de Ordenación del Territorio, Urbanismo y Vivienda y en el de Letrados de la Junta de Andalucía, todo ello para seguir reforzando el apoyo a las funciones prioritarias recogidas en la normativa básica estatal, como son las del control y lucha contra el fraude fiscal, laboral y de subvenciones públicas, las de asesoramiento jurídico, las de la gestión y el control de la asignación eficiente de los recursos públicos.

Además, se ofertan plazas para el Cuerpo de Técnicos de Grado Medio, entre las que destacan las de especialidades de Administración General, así como las de opciones facultativas relacionadas con la Arquitectura Técnica, la Ingeniería Técnica Agrícola, la Ingeniería Técnica Forestal y Trabajo Social. La oferta queda conformada finalmente con puestos en cuerpos que suponen el necesario apoyo administrativo a las funciones prioritarias señaladas y pertenecientes al Grupo C.

Asimismo, y con la finalidad de hacer posible el ejercicio del derecho a la progresión en la carrera profesional y promoción interna del personal al servicio de la Administración Pública, reconocido en el artículo 14.c) del Texto Refundido de la Ley del Estatuto Básico del Empleado Público, se ofertan plazas que deben proveerse por personal ya funcionario de carrera, mediante procesos selectivos de promoción interna, y que como ya se ha indicado ascienden a 1.165.

La presente oferta de empleo público establece una reserva de plazas no inferior al 10 por ciento de las vacantes para ser cubiertas entre personas con discapacidad, una medida positiva de inserción de las personas con discapacidad ya consolidada.

Más de 10.000 plazas

Una vez que se publique la oferta ordinaria de 2019, la suma de las plazas de 2017, 2018 y 2019 sumarían un total de 10.363 para la Administración General. En concreto, en 2017 se ofertaron en la convocatoria ordinaria 961 plazas libres y 1.140 de promoción, más 221 de consolidación y 681 de estabilización.

En 2018, se ofertaron 1.197 puestos libres y 1.220 de promoción en la convocatoria ordinaria, mientras que en 2019 se prevé ofertar 2.351 plazas en la convocatoria ordinaría, que se sumarían a las 175 de consolidación y 2.517 de estabilización.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

6 nov. 2019

  • 6.11.19
El periodista José Luis Salas, conductor del programa 'No son horas' y Premio "Antena de Oro", comparte con los lectores sus recomendaciones cinéfilas para el fin de semana. Experto en cine de autor, José Luis Salas es un reconocido maestro del periodismo musical y todo un especialista en el Séptimo Arte. No en vano, ha retransmitido para Onda Cero decenas de galas de los Premios Óscars de la Academia de Hollywood, además de colaborar en distintas publicaciones y en portales de Internet dedicados al cine, la música y la crónica social.





Podrás verlas en tu cine...

® AD ENTERTAINMENTS ||| PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

ESTAFADORAS DE WALL STREET

Director: Lorene Scafaria. Con Jennifer Lopez, Julia Stiles, Lili Reinhart, Constance Wu, Madeline Brewer, Keke Palmer, Frank Whaley, Trace Lysette, Mercedes Ruehl, Cardi B, Scotty Gelt, Mette Towley, Vanessa Aspillaga, Mario Polit y Hank Strong. Un artículo sacado de la vida real inspira este film que pone de manifiesto la rotundidad artística y dramática de Jennifer Lopez.





® AD ENTERTAINMENTS ||| PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

VENTAJAS DE VIAJAR EN TREN

Director: Aritz Moreno. Con Belén Cuesta, Luis Tosar, Pilar Castro, Ernesto Alterio, Quim Gutiérrez, Macarena García, Javier Botet, Javier Godino, Gilbert Melki, Ramón Barea, Antonio de la Torre, Ingrid García Jonsson y Daniel Horvath. Trama impredecible con soberbias interpretaciones que nos enfrentan a una historia de personajes, todos muy “tocados”, bailando sobre el fuego de la cordura y la locura… ¿Y quién no?





Otros estrenos de la semana

® AD ENTERTAINMENTS ||| PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

THE FAREWELL

Director: Lulu Wang. Con Awkwafina, Tzi Ma, Jim Liu, Gil Perez-Abraham, Diana Lin, Yongbo Jiang y Shuzhen Zhou. Fábula divertida y edificante –según reza la promo– sobre las formas en que una familia china afronta su propia existencia en un presente realmente divertido y jodido a partes iguales.





® AD ENTERTAINMENTS ||| PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

PEQUEÑAS MENTIRAS PARA ESTAR JUNTOS

Director: Guillaume Canet. Con François Cluzet, Marion Cotillard, Benoît Magimel, José García, Gilles Lellouche, Laurent Lafitte, Valérie Bonneton, Pascale Arbillot, Clémentine Baert, Xavier Alcan, Tatiana Gousseff, Ilan Debrabant, Jean Dujardin, Gwendoline Hamon, Joel Dupuch, Hocine Merabet, Neo Broca, Marc Maire, Karim Adda, Jeanne Dupuch y Philippe Vieux. Continuación del taquillazo galo en un singular canto a la amistad, aunque maldita la gana que puedes tener de aguantar a tus propios amigos...





® AD ENTERTAINMENTS ||| PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

EL CERRO DE LOS DIOSES

Director: Daniel M. Caneiro. Con Paula Muñoz, Jaume Ulled, Itziar Castro, Carmen Muñoz, Mariam Bachir, Will Shephard, Jaime Adalid, Darko Peric, Iñigo Galiano, Christian Caner, Pau Escobar, Alain Hernández y Lluís Altés. Curiosísima reinterpretación del mito de Fausto, aplicada al homenaje (o no) que proponen a un grupo de actores en un pequeño pueblo de Castilla-La Mancha.





® AD ENTERTAINMENTS ||| PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

REEVOLUTION

Director: David Sousa Moreau. Con Leandro Rivera, Fele Martínez, Gorka Otxoa, Hovik Keuchkerian, Juan Pablo Shuk, Eva Ugarte, Cecilia Freire y Lolo Diego. Cruce de destinos entre cinco personajes en busca de un futuro y de una redención.





® AD ENTERTAINMENTS ||| PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

EL HOYO

Directores: Galder Desola y Pedro Rivero. Con Ivan Massagué, Emilio Buale, Zorion Eguileor, Alexandra Masangkay y Antonia San Juan. Ida de olla claustrofóbica, muy en la línea de “Cube” y títulos de temática similar, en la que arriba y abajo y quienes los habitan son clave argumental.





® AD ENTERTAINMENTS ||| PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

LAS NIÑAS BIEN

Director: Alejandra Márquez Abella. Con Ilse Salas, Flavio Medina, Cassandra Ciangherotti, Paulina Gaitan, Johanna Murillo, Jimena Guerra, Ana José Aldrete, Pablo Chemor, Claudia Lobo, Diego Jáuregui, Daniel Haddad, Rebecca de Alba, Alejandra Maldonado y Gabriel Nuncio. La novela de Guadalupe Loaeza adaptada al cine para mostrar el México más pijo a comienzos de la década de los ochenta.





® AD ENTERTAINMENTS ||| PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

DETECTIVE CONAN: EL PUÑO DEL ZAFIRO AZUL

Director: Tomoka Nagaoka. Nueva entrega del famoso personaje nipón, en viaje a Singapur en pos de investigar diversos misterios, un robo y su propio secuestro.





® AD ENTERTAINMENTS ||| PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

CUANDO FUIMOS BRUJAS

Director: Nietzchka Keene. Con Björk, Bryndis Petra Bragadóttir, Valdimar Örn Flygenring, Geirlaug Sunna Þormar y Gudrun Gildottir. El cuento El Enebro de los hermanos Grimm llevado al cine y con Bjork de protagonista en una historia medieval y de supersticiones.



JOSÉ LUIS SALAS
  • 6.11.19
La localidad cordobesa de Montilla celebrará este fin de semana el Día del Enoturismo, una iniciativa de la Red Europea de Ciudades del Vino (Recevin) que tiene lugar cada 13 de noviembre y que pretende difundir el turismo del vino con una acción simultánea que se lleva a cabo en zonas vitivinícolas de toda Europa.





"Cada año ofrecemos un paquete de actividades que busca poner en valor uno de nuestros recursos fundamentales, que es el enoturismo", afirmó el teniente de alcalde de Desarrollo Local, Manuel Carmona, quien avanzó que el Ayuntamiento de Montilla ha querido en esta ocasión "reinventar totalmente" el programa de actividades para tratar de "atraer" a un público más joven.

Por ello, el programa de actividades del Día Europeo del Enoturismo en Montilla se caracterizará este año por propuestas novedosas en las que el vino de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles será el principal protagonista, maridado con actividades de acción, con la gastronomía o con la cultura, que amenizarán todo el fin de semana y permitirán poner en valor los recursos enoturísticos de la localidad.

"Este año hemos querido alejarnos de la actividades clásicas, en las que participaba un público muy concreto, y reinventar las propuestas, que están especialmente diseñadas para los más jóvenes", destacó Manuel Carmona, quien señaló que, junto a las propuestas planteadas por el Ayuntamiento, varias bodegas y lagares han querido sumarse a la iniciativa con actividades propias.

La primera propuesta del Día del Enoturismo en Montilla tendrá lugar el próximo viernes con la colaboración de Bodegas Cabriñana y consistirá en una Wine Escape Room –que desarrollará diferentes turnos de 30 minutos, desde las 16.00 de la tarde hasta las 22.00 de la noche, y el sábado, de 17.00 a 23.00–, donde el vino se maridará con una propuesta de acción en el interior de esta bodega rockera enclavada en la Sierra de Montilla.

Ese mismo día, la Casa del Inca Garcilaso acogerá, a partir de las 20.00 de la tarde, otra de las propuestas de la programación municipal, Erótica del vino, en la que se maridará la sensualidad con los vinos del marco Montilla-Moriles.





Por su parte, en la jornada del sábado, el castillo de El Gran Capitán acogerá a partir de mediodía la Cata Joven Dirigida, donde los alumnos del ciclo de Aceites y Vinos del IES Emilio Canalejo Olmeda ofrecerán a los asistentes una visión distinta de los vinos del marco Montilla-Moriles.

El domingo será el turno de los más pequeños, de la mano de la actividad Pequeños Enólogos, que se desarrollará en Bodegas Pérez Barquero a mediodía y en la que se adaptarán todas las experiencias relacionadas con la enología a los más pequeños, que tendrán la posibilidad de visitar las instalaciones y disfrutar de una pequeña cata de mosto sin alcohol.

Finalmente, el 11 de noviembre, el Ayuntamiento de Montilla realizará un Taller de Vinoterapia en la tahona del alhorí del castillo, entre las 20.00 y las 21.00 de la noche, en la que se descubrirán los múltiples beneficios que los vinos de Montilla-Moriles pueden aportar a la salud.

Todas las actividades organizadas por el Ayuntamiento de Montilla para conmemorar el Día Europeo del Enoturismo serán gratuitas y tan solo será necesario formalizar la inscripción previa en la página del Área de Turismo.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
REPORTAJE GRÁFICO: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

5 nov. 2019

  • 5.11.19
El combate y captura de los grandes dictadores y terroristas que han osado enfrentarse en los últimos decenios a Occidente es imparable y también drástico. Estados Unidos, como brazo justiciero, salda estas cuentas con la muerte fulminante del enemigo, sin confiar en juicio alguno ni otra condena que no sea la simple eliminación física del criminal capturado.



El último en caer en manos de este destino inexorable ha sido el líder del denominado Estado Islámico Abu Bakr al-Baghdadi, quien había proclamado, en 2014, el sangriento califato de ISIS (en sus siglas en inglés), alentando una rebelión en Siria e Irak que extendió el terror más allá de aquellas fronteras, mediante atentados indiscriminados en países europeos y de otros continentes.

Fuerzas especiales de Estados Unidos anunciaron su muerte como consecuencia de una operación militar desarrollada en el norte de Siria, donde se escondía y fue acorralado hasta acabar suicidándose, al verse sin salida, detonando un cinturón explosivo.

Para el presidente norteamericano, Donald Trump, “murió como un perro, como un cobarde”, como calificó su muerte en una intervención bochornosa, pero propia de un mandatario soez. Se trata del último capítulo, que no el final, de una política justiciera por parte de Estados Unidos, que parece preferir la “Ley del Talión” a la hora de ajustar cuentas con los perseguidos, grandes criminales que merecen pagar por sus crímenes, en vez de proceder a su captura y puesta a disposición de un Tribunal que los juzgue y condene con la máxima severidad, preservando, en la medida de lo posible, sus vidas, para no comportarnos igual de sanguinarios que ellos.

Es cierto que los sátrapas asesinos no se dejan atrapar tan fácilmente ni levantan los brazos para entregarse de manera pacífica. No obstante, esa oportunidad debería presidir todas las actuaciones encaminadas a su captura, en consonancia con la superioridad moral de la civilización occidental y los valores que la sustentan, como son el respeto de los Derechos Humanos y la integridad de toda vida humana.

Llama la atención que no se trata del primer caso de ejecución fulminante de un perseguido desde que comenzara esta especie de “guerra” sin cuartel contra el fanatismo yihadista que lideró Osama bin Laden, cuando creó Al Qaeda. Este personaje, de origen saudí, fue el primer terrorista en organizar ataques directamente en suelo de Estados Unidos, que se saldaron con el atentado contra las Torres Gemelas de Nueva York y el Pentágono en Washington, el 11 de septiembre de 2001, en el que murieron miles de personas inocentes.

Fue entonces cuando Estados Unidos asumió que el fenómeno yihadista suponía un enfrentamiento abierto que debería saldarse con la eliminación física de los líderes terroristas. Diez años estuvo Estados Unidos persiguiendo al fundador de Al Qaeda hasta que, en mayo de 2011, pudo abatirlo en su refugio de Pakistan mediante una operación especial de los Seal, unidades de élite del Ejército.

Tras matarlo y tomar muestras de identificación, arrojó su cuerpo desde un portaviones al mar, sin dejar constancia documental que corrobore estos hechos. Es otro ejemplo de esa Justicia drástica que Occidente está aplicando contra sus enemigos más peligrosos y detestables.

Ya anteriormente, en 2003, el Gobierno de George W. Bush había declarado la guerra a Irak, aunque no tuviera nada que ver con el ataque a las Torres Gemelas, y sus soldados capturaron a Saddam Hussein, el dictador que gobernó aquel país durante 24 años, de 1979 a 2003, en un zulo cerca de Tikrit, su ciudad natal.

Una coalición militar en la que participó España, liderada por Estados Unidos y sin respaldo legal de la ONU, invadió el país árabe con la excusa de que poseía “armas de destrucción masiva” que jamás fueron halladas, hasta la fecha.

Pero aquella vez se pudo coger vivo al prófugo, que fue entregado a un gobierno provisional para que un tribunal iraquí, ambos controlados por Estados Unidos, lo encontrara culpable de “crímenes de lesa humanidad” y lo condenara a muerte. Fue ahorcado en diciembre de 2006. Así, al menos, el dictador tuvo un simulacro de Justicia y las imágenes de su ejecución fueron difundidas en todo el mundo a modo de advertencia: quien la hace, la paga.

Sin embargo, más cruenta y sádica fue la suerte que corrió Muamar el Gadafi, otro déspota que había estado gobernando Libia durante 42 años hasta que unas revueltas, patrocinadas por Estados Unidos, acabaron con su régimen y grupos armados rebeldes, apoyados por la OTAN, lograron derrocarlo, apresarlo en su huida y asesinarlo de la manera más despiadada inimaginable.

Gadafi era un dictador con ensoñaciones de un imperialismo socialista, a semejanza del panarabismo de Nasser, que no dudó en patrocinar, entrenar y armar grupos terroristas de medio mundo, por lo que era cómplice de muchos atentados que sesgaron la vida de centenares de occidentales. Su captura y castigo eran merecidos, pero sin el salvajismo con que fue realizado.

Todos estos ejemplos de “justicia del talión” sirven para evidenciar una característica común: que el fin justifica los medios y que la venganza puede nublar las razones de hacer justicia ante hechos execrables que deben ser castigados. Pero de otro modo.

No defiendo a los asesinos, pero si nuestra propia defensa y nuestra justicia se ejecutan como hacen ellos, asesinando sin más, escasas razones encontraremos para justificar una justicia que se guía por el “ojo por ojo” y aplica aquello de “quien a hiero mata, a hierro muere”.

Tal vez sea el único método eficaz de actuar contra unos criminales que no están dispuestos a dejar de matar, pero no resulta consecuente con unos valores cívicos y morales que decimos encarnar, ni tampoco resuelve el terrible problema del terrorismo, puesto que alimenta el odio de un fanatismo que continuará buscando sucesores que lideren sus acciones terroristas.

Ni los centros de internamiento y torturas, como el de Guantánamo, ni las ejecuciones sumarísimas mediante operaciones militares consiguen cambiar unas mentes fanatizadas que declaran su enemistad asesina a Occidente. Sino que serán la ley, el respeto a los Derechos Humanos y la supremacía moral de nuestras democracias los que acabarán por derrotarlos, al demostrarles la equivocación e inutilidad de sus conductas y los prejuicios con que perciben una sociedad occidental que sólo persigue ser justa, plural, tolerante y pacífica, también en su relación con la sociedad islámica, con la que desea convivir en paz, mutuo respeto y en enriquecedor intercambio cultural.

La verdad es que ignoro cómo podríamos defendernos, capturar y juzgar a estos déspotas asesinos sin renunciar a nuestros principios, pero lo que sí sé es que sólo con la ley del talión y una justicia de aniquilamiento sin garantías judiciales no se podrá acabar con el fenómeno del terrorismo yihadista. Ni ningún terrorismo.

A lo mejor es que será cierto lo que decía Hobbes sobre que la concordia entre los hombres es artificial, puesto que estamos más inclinados al dominio que a la sociedad. Y por eso estamos en una guerra patente o latente de todos contra todos. Poco habríamos avanzado, si fuera así, desde entonces.

DANIEL GUERRERO
  • 5.11.19
El número de empresas que desarrollaron su actividad económica en 2018 en Andalucía fue de 495.495, lo que supone un incremento con respecto al año anterior del 1,66 por ciento, según los datos del Directorio de Empresas y Establecimientos con Actividad Económica en Andalucía que elabora el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía. De acuerdo con ese directorio, que excluye de su ámbito de estudio las actividades agrarias y de administración pública, los establecimientos también aumentaron un 0,04 por ciento hasta alcanzar los 583.908.



El aumento experimentado el pasado ejercicio se suma a la trayectoria positiva apuntada en los últimos cinco años, una curva de crecimiento que invierte la tendencia descrita desde el año 2008, con descensos continuados. El sector servicios es el que mayor número de empresas agrupa, con un 81,9 por ciento del conjunto, mientras que el resto del tejido correspondió a la industria, energía, agua y gestión de residuos (6,9%) y a la construcción (11,2%).

Dentro del segmento servicios destaca la rama servicios sanitarios, educativos y resto de servicios, con una representación del 42,6 por ciento del total de empresas. Asimismo, destaca que el número de empresas dedicadas a la construcción descendió de forma continuada desde el año 2008, pasando del 14,3 por ciento en 2008 hasta un 11,2 por ciento en 2018.

En cuanto al empleo, en el sector servicios trabajó en 2018 el 82,3 por ciento de los ocupados, mientras que los sectores de industria, energía, agua y gestión de residuos y construcción representaron el 10,8 por ciento y el 6,9 por ciento del empleo, respectivamente.

Empresas según tamaño

Si se clasifican las empresas según su tamaño medido en número de asalariados, el 97,8 por ciento de las firmas tenía el pasado ejercicio menos de 20 asalariados. Las unidades de tamaño medio, entre 20 y 99 asalariados, representaron el 1,9 por ciento y las de mayor tamaño, de 100 o más asalariados, supusieron un 0,3 por ciento. Por el contrario, la distribución del empleo según el tamaño de las empresas registra los mayores porcentajes en las empresas con más asalariados. Así, las empresas de 20 o más asalariados concentran el 56,0 por ciento del empleo.

Atendiendo a la forma jurídica, la persona física fue la vía mayoritaria con un 57,2 por ciento del total, seguida de la sociedad limitada, con un 33,3 por ciento, representando estas dos figuras jurídicas un 90,5 por ciento del total de empresas con actividad en Andalucía.

En cuanto a los ocupados, destaca la importancia de la sociedad limitada, que concentra el 40,8 por ciento de los empleos en empresas. Le siguieron en relevancia la persona física, con un 19,2 por ciento, y la sociedad anónima, con un 19,0 por ciento.

Por otro lado, la distribución de las empresas en función del número de establecimientos que poseen en Andalucía muestra que la gran mayoría de las empresas tiene un establecimiento, representando éstas un 89,95 por ciento del total de las empresas andaluzas.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL 

4 nov. 2019

  • 4.11.19
Escritor y periodista, Fede Durán (Cádiz, 1977) es autor de libro de relatos Guantes negros (2009) y de la novela La mirada de Mónica Vitti (2012). Hace tres años fue incluido, junto a otros autores en lengua española, en la antología generacional Uno más ocho (2016), editada por Reservoir Books. La familia de Berlín es su última novela, una fábula sobre el regreso al hogar en épocas de impostura. Pese a todo, es crítico con la profesión: “La literatura es el peor oficio pagado del planeta”.



—Tu libro es una fábula sobre el regreso al hogar en épocas de ambición e impostura.

—Lo que realmente creo que ocurre, básicamente, es que el protagonista, como casi todas las gentes al principio de sus vidas, es un idealista que, poco a poco, se va convirtiendo en un escéptico o, en el peor de los casos, en un cínico. Y al final, pensar en ese hogar es una manera de recordar las cosas buenas. Lo que pasa es que, claro, la vejez va trayendo también una visión un poquito diferente de las cosas.

—Ministro de Cultura por accidente, Sansón Berlín vuelve a su pueblo natal para encontrar las claves de su errática trayectoria.

—Sí. Porque resulta que en este libro, como en las familias de verdad, hay un secreto. En el momento en que ese secreto no se desvela o solo lo conoce un miembro de la familia, todos los demás dejan de entender lo que ocurre. Y Sansón, el primero.

—Un pueblo, entre acantilados y playas de aguas turquesas, donde la vida se va en contar sardinas, melones y botellas de aguardiente.

—Porque de hecho son elementos vertebradores del pueblo. El pueblo actúa un poco como un organismo vivo y bastante compacto en su diversidad. Y tiene la peculiaridad de que juega con una ficción, la ficción de qué es la España de hoy. Ni los judíos ni los moros fueron expulsados. De manera que, en ese pueblo, pues sus tres religiones estrella de la humanidad conviven en armonía y se reúnen muy a menudo en torno al aguardiente.

—Desde niño, Sansón Berlín hace pública su ambición de brillar.

—Sí. Un día en clase el profesor pregunta a cada alumno qué quieren ser de mayores y Sansón contesta que presidente del Gobierno. Lo dice mirando una foto del presidente de la nación que está colgada en clase. Y esa ambición es lo que va a marcar un poco también su aprendizaje. Porque se dará cuenta de que los sueños que él había formulado no eran realmente sueños sino a veces incluso pesadillas tragicómicas.

—Viaja por medio planeta. Y va de las redacciones de los periódicos a los escaños del parlamento.

—Él es periodista. Luego tiene la suerte de escribir las memorias de un personaje también bastante curioso que aparece a mitad de la novela, un campeón mundial de dardos, y acaba siendo, por accidente, ministro de Cultura. Y ahí es cuando se enfrenta, digamos, a la política descarnada, cuando lo poco que le pueda quedar de la magia de la infancia se le evapora.

—Hablando de la infancia, una dolorosa historia familiar le hace huir para no regresar. Pero la imagen de una infancia mágica le puede.

—Como nos pasa a todos al final. La infancia son los momentos luminosos. Y regresar a los sitios donde te has ido formando pues siempre es una manera de resucitar ese pasado. Puede sonar melancólico y, de hecho, lo es.

—Escritor y periodista. ¿Se puede vivir de dos oficios castigados por la crisis?

—Yo creo que si no combinas, no. Es decir, quedan los últimos mohicanos en las redacciones y es cierto que el periodismo digital de alguna manera viene a salvar el oficio pero es un oficio mal pagado y, desde luego, la literatura es un drama directamente. Yo creo que si hacemos el cálculo de horas trabajadas y de lo que valen esas horas, puede ser el peor oficio pagado del planeta probablemente.

—Ha sido incluido en la antología generacional 'Uno más ocho' editado por Reservoir Books. ¿Todo un privilegio?

—Realmente, sí. Porque ha sido la manera de seguir con esta editorial y de publicar esta novela. Cuando en esta antología había una preselección de 25 escritores en todo el planeta en lengua castellana, se quedaron con nueve, y yo fui uno de ellos. Al entregar el relato mi editor me dijo que necesitaba voces nuevas. Y yo recogí el guante, y al año y pico le presenté esta novela.

—Naciste en 1977. Tu personaje nace en la madrugada de un viernes de agosto de 1977. ¿Algo de autobiografía o simple casualidad?

—Algo de autobiografía siempre. El otro día precisamente, en una entrevista, me preguntaban si esto era autobiografía. Y yo contesté que la literatura siempre parte del yo. Y quien diga lo contrario, miente. Al final, yo no hablaría de autoficción. No me gusta ese término. Toda literatura parte de un yo, aunque luego al mismo tiempo te tengas que alejar de ese yo para dar rienda suelta también a tu imaginación.

—El mar está muy presente en tu libro. ¿Tanto condiciona haber nacido en Cádiz?

—No. Si hubiera nacido en Rute, seguramente echaría de menos la Subbética. O sea, no lo creo. Pero es verdad que el mar es una imagen muy potente, muy recurrente y muy hipnótica. Y es bonito tenerlo presente.

—Ahora qué toca. ¿Novela o libro de relatos?

—Ahora toca otra novela. Esto es una trilogía. Y la segunda parte está en camino. Habrá un giro, un planteamiento un poquito diferente. Pero son tres novelas. Esta es la primera. Vienen dos más. Y luego, veremos.

ANTONIO LÓPEZ HIDALGO
FOTOGRAFÍA: ELISA ARROYO
  • 4.11.19
El simulador de la Renta Mínima de Inserción Social, que se encuentra alojado en la página web de la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, ha registrado más de 56.000 consultas desde su puesta en marcha en julio. Esta herramienta permite conocer si la unidad familiar puede tener derecho esta prestación.



Con el objetivo de facilitar una información orientativa, en caso afirmativo, el simulador proporciona una aproximación a la cuantía mensual que podría corresponder a la unidad familiar. En caso negativo, indica cuáles son los requisitos que no se están cumpliendo, orientando a los ciudadanos y ciudadanas en la conveniencia o no de solicitar la prestación.

Por otra parte, este simulador de la Renta Mínima pretende ser una herramienta útil para los profesionales de los Servicios Sociales Comunitarios, así como otros centros de atención a la ciudadanía en general como las oficinas del Servicio Andaluz de Empleo o los centros de salud, en su labor de información y asesoramiento a las personas interesadas o susceptibles de ser perceptoras de esta prestación.

Por otra parte, y según ha informado la consejera Rocío Ruiz, las prestaciones de Renta Mínima han alcanzado los 88,7 millones de euros hasta octubre. En concreto, durante el presente mes, se han concedido prestaciones por valor de 10 millones de euros. Este dato se contrapone a los 56 millones que se utilizaron durante todo el año 2018.

En lo que respecta al presupuesto para 2020, Igualdad destinará 142 millones se para la concesión de ayudas y la contratación de 465 trabajadores y trabajadoras. Se trata de un crédito similar al de este año pero ampliable cuando se haya acometido la modificación prevista de la normativa con el objetivo de dar más cobertura a la prestación y hacerla más accesible a las familias.

Además, la Consejería ha creado grupos de trabajo permanentes en la atención social y laboral coordinada a personas perceptoras de esta prestación y residentes en zonas desfavorecidas en Andalucía que servirá para construir el trabajo en red necesario para mejorar la implementación de esta ayuda.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

3 nov. 2019

  • 3.11.19
Hay crímenes que nos conmueven profundamente porque rompen todos los códigos y esquemas morales con los que vivimos la mayor parte de los seres humanos, y que son el resultado de los muchos siglos por los que se han tenido que transitar hasta lograr afianzar, en gran medida, unos principios éticos que en la actualidad los consideramos como si fueran naturales.



No obstante, a pesar de esa convicción interna, lo cierto es que cada cierto tiempo se nos informa por los medios de comunicación de sucesos que nos asombran y nos indignan, de modo que la tristeza, la rabia y la impotencia se entremezclan cuando se nos describen los hechos que rodearon a esos terribles delitos.

No nos cabe la menor duda que, dentro de esos crímenes, los más horrendos son los que se producen en el seno o entorno familiar, especialmente cuando son los más indefensos, es decir, niños las víctimas, al tiempo que sus agresores se han movido por las pasiones generadas por unos celos patológicos.

Serían numerosos los casos a los que podríamos acudir. De todos es conocido, por ejemplo, el de José Bretón que no dudó en asesinar a sus dos hijos de corta edad como venganza por los celos que sentía hacia quien había sido su mujer. Y más cercanos a las fechas actuales se encontraría el terrible caso de Ana Julia Quezada, que asesinó al pequeño Gabriel, el hijo de su pareja de entonces.

Esta unión de celos y venganza en el seno de la familia o en las relaciones es un mal que, aunque excepcional, se repite de manera reiterada a lo largo del tiempo, puesto que a veces nos llegan noticias de asesinatos de mujeres por parte de sus exparejas y ante la presencia de sus hijos pequeños.

Reflexionando sobre lo expuesto, cabe preguntarse: ¿Son los celos y los deseos de venganza dos de las pasiones más profundas que anidan en lo más hondo de hombres y mujeres y que, ocasionalmente, pueden conducir a los crímenes más espantosos? ¿Son los principios morales o éticos en los que estamos formados los frenos más eficaces para controlar los impulsos que nos pueden conducir a rechazar los deseos de venganza ante duras afrentas que pudiéramos sufrir?

Sobre la primera pregunta, y si nos atenemos a los textos de la antigüedad, especialmente, a los relatos bíblicos (que, como bien he apuntado, se pueden entender de forma simbólica), podríamos afirmar que los celos y los deseos de venganza son las pasiones humanas más arcaicas, ya que se expresan con toda nitidez en la narración de la muerte de Abel a manos de su hermano Caín.

Reflexionando sobre estos sentimientos, y acudiendo a los relatos que han configurado en gran medida el pensamiento occidental, me ha parecido oportuno abordar también el significado de aquellas imágenes pictóricas, construidas a partir de los textos bíblicos, que han quedado plasmadas en magníficos cuadros y que hoy podemos contemplar en distintos museos.

Ciertamente, si visitamos algunos de los grandes museos de arte europeos comprobaremos que a partir de algunos de los cuadros expuestos se puede rastrear la historia de las ideas, las doctrinas, las normas y las pasiones que durante siglos fueron las predominantes en la mayoría de la población. Son creencias que, en su mayor parte, nacieron a partir de los relatos bíblicos o que tuvieron sus orígenes en las mitologías de la Grecia o Roma clásicas.

Y nada mejor que comenzar a entender las ideas, creencias, mitos y pasiones humanas tomando como punto de partida la representación de La muerte de Abel realizada por cuatro pintores: Tiziano, Rubens, Novelli y Coxcie.

Brevemente expondré los argumentos del primer crimen de la historia (tomando como referencia el relato de la Biblia), ya que todos hemos escuchado la expulsión de Adán y Eva del Paraíso. También que, una vez fuera del estado de inocencia en el que vivían, concibieron a un hijo al que pusieron el nombre de Caín; más tarde nacería el segundo hijo que recibió el de Abel.

En el Génesis (libro IV, 8) se nos dice que Abel era pastor, al tiempo que su hermano mayor cultivaba la tierra. Ambos dos hacían sus ofrendas a Dios: Caín con los frutos de la tierra y su hermano Abel lo hace con la grasa de los corderos de su rebaño.

En el texto no se dan razones de por qué al poder divino las ofrendas del segundo le eran gratas, mientras que las de Caín eran rechazadas. Esta discriminación, bastante arbitraria en nuestra mentalidad actual, fue el origen de los enormes celos que se despertaron en Caín hacia su hermano. “Y cuando estaban en el campo, se lanzó Caín sobre su hermano Abel y lo mató”, según reza en el texto bíblico, sin que se especifique con qué instrumento comete el crimen.

De inmediato, la cólera divina pesó sobre la conciencia de Caín, por lo que acaba declarando que “mi culpa es demasiado grande para soportarla” y “cualquiera que me encuentre me matará”.

Tras quedarse solos, Adán y Eva posteriormente conciben un tercer hijo al que ponen el nombre de Set, uno de cuyos descendientes será Noé, destinado a convertirse a su vez en antepasado de todos los hombres después del Diluvio Universal.



A lo largo de la historia del arte, la muerte de Abel a manos de su hermano Caín ha sido representada de dos modos distintos: uno de ellos en escenas en las que aparecen ambos hermanos solos y otro con la presencia de la figura de Dios que contempla y enjuicia el crimen cometido.

En el primer modo se destaca la obra de Tiziano (1490-1576), el pintor italiano favorito del rey Felipe II. El lienzo, realizado entre 1542 y 1544, se encuentra en la iglesia de Santa María de la Salud de Venecia.

En la obra, Tiziano nos presenta a dos hermanos fuertemente musculosos y atléticos, tal como correspondían a las pinturas italianas de entonces. En un primer término aparece Abel con la cabeza ensangrentada, al tiempo que es aplastado contra el suelo rocoso por el pie izquierdo de su hermano. A su vez, Caín se muestra en contrapicado, descargando con toda su furia el arma homicida contra Abel. Al fondo de ambos aparece un humeante altar de los sacrificios, como recuerdo del motivo del primer fratricidio.

Otro de los lienzos, en el que únicamente aparecen Caín y Abel junto al altar de los sacrificios, es el que realizó el pintor alemán Peter Paul Rubens (1577-1640), dentro de la estética del barroco, predominante por aquel entonces en el arte religioso, tras la Contrarreforma que lleva adelante la Iglesia católica.

El cuadro puede contemplarse en la Courtauld Gallery de Londres. A mi modo de ver, no es de los mejores cuadros de este gran pintor, dado que las figuras de Caín y Abel se muestran muy forzadas, formando entre ambas una especie de arco para expresar el movimiento, tan característico del estilo en el que se inscribe Rubens. Quizás el autor, en ese intento de dejar espacio suficiente, buscara que el altar de los sacrificios que ambos ofrecían a Dios se apreciara con total claridad, como acontece en este caso.



La segunda modalidad, tal como he indicado, es aquella en la que tras cometer el crimen Caín se enfrenta a la pregunta que le hace Dios acerca de su hermano. Ya sabemos la respuesta del fratricida y la maldición que recae sobre él y sus descendientes.

En esta línea, en la que se muestran al autor del crimen, a la víctima y al juez supremo, se inscribe el cuadro del también pintor italiano Pietro Novelli (1603-1647), obra que se encuentra en la Galería Nacional de Roma.

El enfoque que plantea Novelli es muy distinto al de Tiziano y Rubens: en primer término, aparece Abel, yaciente en el suelo, al tiempo que Caín, aterrado por el crimen que ha cometido huye de la escena del delito y de la mirada de Dios, que surge en medio de un remolino oscuro de aire. Un Dios que, en cierto modo, se muestra más bien triste y apesadumbrado que irritado y vengativo, ante la visión del terrible hecho de las dos primeras criaturas engendradas, tal como se relata en el Génesis.

Quiero cerrar esta presentación del estudio de los celos y el consecuente deseo de venganza como las pasiones más arcaicas de los seres humanos, tomando el relato bíblico de la muerte de Abel, mostrando un cuadro que puede contemplarse en el Museo del Prado. Se trata del lienzo realizado por el pintor flamenco Michiel Coxcie (1499-1592), que realizó en el año 1550, en plena madurez pictórica.

A Michiel Coxcie, poco conocido en nuestro país, se le apodó en su tiempo ‘el Rafael de los Países Bajos’, aunque a mi modo de ver queda a bastante distancia de la brillantez creativa del pintor y arquitecto italiano Rafael Sanzio.

En este lienzo, el pintor de Flandes muestra también, en un primer término y con un gran escorzo, a Abel desnudo, al que únicamente le tapa una quijada de asno, instrumento que a Caín se le comienza a adjudicar a partir de la Edad Media, puesto que en el Génesis no se indica con qué instrumento mata a su hermano.

Más lejos se encuentra Caín, que, también desnudo, intenta ocultarse a la mirada de Dios que se le aparece envuelto en una nube y acompañado de dos querubines.

Y es que los remordimientos, estén o no basados actualmente en creencias religiosas, posteriormente surgen con intensidad en la mente del agresor, de ahí que ya en el propio relato bíblico Caín manifieste “mi culpa es demasiado grande para soportarla”, puesto que el recuerdo de la víctima acompaña al homicida.

AURELIANO SÁINZ
  • 3.11.19
El Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) ha atendido hasta septiembre a 1.999 personas, entre mujeres víctimas de violencia de género y personas dependientes a su cargo, frente a las 1.929 del mismo periodo de 2018, lo que supone 70 personas más y un incremento del 3,62 por ciento. Se trata del balance trimestral de los recursos del Servicio Integral de Atención y Acogida a Mujeres Víctimas de Violencia de Género.



Estos recursos de acogida, gestionados por la empresa Andaluza de Gestión de Servicios Especializados (AGISE), comprenden los centros de emergencia, las casas de acogida y los pisos tutelados que prestan atención y acogida urgente e inmediata las 24 horas al día durante los 365 días del año. Este servicio eleva a 7,5 millones de euros el presupuesto para 2020.

La directora del Instituto Andaluz de la Mujer, Laura Fernández, ha explicado que "a los 6,2 millones de euros que ya están recogidos en las cuentas del Gobierno andaluz para el próximo ejercicio, se sumarán al menos 1,3 millones de los fondos del Pacto de Estado contra la Violencia de Género para reforzar la atención psicológica y social tanto a las mujeres como a sus hijas e hijos, así como la seguridad en estos espacios".

En este sentido, Fernández ha reiterado "el compromiso del Gobierno andaluz en la atención a las mujeres víctimas de la violencia machista, así como en la erradicación de esta grave violación de los derechos de las mujeres". Y ha incidido en que "la aportación a los recursos asistenciales del IAM, con la suma de los fondos del Pacto de Estado, aumenta un 8,7 por ciento con respecto a 2019, pasando de 6,9 a 7,5 millones en 2020".

En el tercer trimestre esta red de atención integral, que cuenta con centros en las ocho provincias andaluzas, ha dado cobertura a 65 mujeres más que el pasado año, 1.083 víctimas de la violencia machista frente a 1.018, lo que supone un incremento del 6,38 por ciento. Además, se ha atendido a 916 menores frente a 911 de 2018, lo que supone un aumento del 0,54 por ciento.

La subida en el número de mujeres se produce principalmente en los centros de emergencia, 49 mujeres más que en 2018 -en 2019 se ha asistido en estas casas a 810 mujeres frente a las 761 de hace un año. Porcentualmente, las casas de acogida son los recursos que más crecen. Así, este tercer trimestre ha acogido a un 8,87 por ciento de personas más (552 frente a 507).

La directora del IAM ha mostrado su preocupación ante esta situación. "Si sigue habiendo muertes y mujeres sufriendo violencia de género está claro que tenemos que plantearnos, como sociedad y como institución, qué podemos hacer. Está claro que no podemos seguir haciendo lo mismo, tenemos que analizar cada historia, cada caso, de manera individual, y ver qué se podía haber hecho y ser la base para nuevas políticas", ha destacado.

Asimismo, ha apuntado que "desde el IAM consideramos que el análisis de los casos ha de hacerse con rigor y ver qué se podía haber hecho para mejorar. No creemos que la causa sea una, sino que estamos ante un problema complejo en donde lo principal es el cambio en los sistemas que sustentan la sociedad en donde el machismo está presente".

Atención urgente e inmediata

El Servicio Integral de Atención y Acogida a Mujeres Víctimas de Violencia de Género y personas dependientes a su cargo responde a un sistema coordinado de recursos cuya finalidad no es otra que ofrecer y garantizar una atención urgente e inmediata a cualquier víctima de la violencia machista en Andalucía. En estos centros se ofrece una intervención integral a nivel social, psicológico, jurídico y socioeducativo tanto a las mujeres como a sus hijos e hijas.

Este servicio, que busca favorecer el restablecimiento de los derechos vulnerados por los actos de violencia contra las mujeres, se sustenta en tres niveles de atención: centros de emergencia, casas de acogida y pisos tutelados. A estos tres niveles de atención se accede a través del IAM (en coordinación con otras comunidades autónomas), de los Centros Provinciales de la Mujer y del Teléfono 900 200 999, que es anónimo y confidencial.

En concreto, los centros de emergencia prestan protección a las mujeres maltratadas y menores que les acompañan, garantizándoles una acogida inmediata y una atención de emergencia las 24 horas del día todos los días del año. Aquí, además, el personal especializado se encarga de realizar un diagnóstico-pronóstico personalizado y derivación hacia el destino más apropiado a cada caso, ya sea un recurso propio o externo al servicio integral, o a un domicilio normalizado.

Por su parte, las casas de acogida son centros residenciales que garantizan una atención integral, programándose aquellas intervenciones sociales, psicológicas y jurídicas necesarias para que las mujeres sean capaces de superar la violencia padecida.

Mientras, los pisos tutelados son viviendas independientes para uso familiar ubicadas en edificios y zonas normalizadas, en ambos centros las especialistas establecen un plan individual de actuación en el que se recojan los objetivos personalizados a conseguir por la mujer durante su estancia en el servicio integral del IAM. Además, se programan y realizan actividades lúdico-culturales dirigidas a todas las personas usuarias de las casas de acogida y los pisos tutelados.

El Servicio Integral de Atención y Acogida a Víctimas de Violencia de Género cuenta con 34 centros, de los que nueve son centros de emergencia, ocho casas de acogida compuestas por 52 pisos y 17 pisos tutelados. Esta amplia red y su ubicación permiten que ninguna mujer y las personas dependientes a su cargo que se encuentren en una situación de riesgo en Andalucía estén a más de 200 kilómetros de un recurso de acogida.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL


2 nov. 2019

  • 2.11.19
Me da pena, mucha pena, cuando veo a la gente joven utilizando palabras en inglés. Cuando veo cómo se ha generalizado este idioma anglosajón en nuestro país. De mis viajes por Europa siempre volvía orgullosa de mi idioma y de lo poco que nos habían colonizado ligüísticamente los ingleses.



Recuerdo en Alemania cómo una chica de allí me contaba que, al no doblar las películas, la gente iba perdiendo palabras alemanas que eran sustituidas por alguna más fácil en el idioma del dinero. Cuando visité Francia e Italia pude comprobar cómo llevan años utilizando "weekend" para señalar el fin de semana. Me parecía triste que las lenguas latinas hubieran sucumbido ante las bárbaras.

Y ahora compruebo que los chicos no tienen seguidores sino "followers"; que no les gusta algo sino que le dan un "like". Lo más visto o leído es un "trending topic" y, mientras, Cervantes se remueve en su tumba y ve perdida su batalla. Él, que consiguió doblegar a los foráneos haciendo que su gran libro fuera el más traducido del mundo. Bueno, seguramente después de la Biblia viene El Quijote.

Cuando uno viaja por América y descubre los millones de personas con los que se puede comunicar es consciente de la gran riqueza que tenemos los hispanohablantes: nuestra lengua. Ésta y su cultura son más poderosas que el dólar o que cualquier otra moneda. Pero solo si somos conscientes de ese poder.

Dejemos de sentirnos inferiores; dejemos de creernos modernos por decir palabras en inglés. Defendamos lo nuestro, nuestra gran cultura y honremos a García Lorca, a Lope de Vega, a Garcilaso, a Machado y a la página anónima que escribió El Lazarillo de Tormes. Ser "cool" es hablar en una lengua tan antigua como la nuestra y que tanto ha contado en esta Tierra redonda.

MARÍA JESÚS SÁNCHEZ


DEPORTES - PORCUNA DIGITAL

FIRMAS
Porcuna Digital te escucha Escríbenos