:::: MENU ::::

15 feb. 2015

  • 15.2.15
La humanidad es sorprendente. Siempre ha sido capaz de hacer grandes hallazgos, de crear maravillosas obras de arte. Pero por el contrario, también puede cometer grandes barbaries y destruir todo lo bello. Tanto el bien como el mal están presentes en cada uno de nosotros. Y el manga de esta semana, Aku no Hana, de Shuzo Oshimi, refleja con gran maestría esa oscuridad.

® AD ENTERTAINMENTS ||| PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

Shuzo Oshimi nace en Gunma, Japón en 1981. Es el autor de Aku no Hana o como se traduce en español, Las flores del Mal. Sus obras tienen sello propio. Sus historias son muy atípicas, algo “raras”, pero a la vez es fresco y original. No duda en poner a sus personajes principales en situaciones incómodas. Las historias muy singulares, el trasfondo psicológico y su recreación de ambientes extraños son los rasgos que más destacan de sus mangas. Todo esto es lo que podemos encontrarnos al leer Aku no Hana.

Este manga nos cuenta la historia de Takao, un muchacho tímido al que le encanta leer, sobre todo, Las flores del Mal, de Charles Baudelaire. Está enamorado de su compañera de clase, Nanako, a la que idealiza. Un día, de camino a casa, se da cuenta de que se olvidó su libro en clase. Acude a recogerlo y se encuentra con que Nanako se ha dejado su uniforme de gimnasia. Con las prisas no duda en llevarse la ropa de su compañera también.

Al día siguiente, se extiende por el aula el rumor de que un pervertido anda suelto y ha robado el uniforme a Nanako. Takao se siente mal, muy avergonzado, y teme que lo descubran. Por desgracia, Sawa, una de las chicas más raras y antisociales de su clase, le vio cometiendo la fechoría y desde ese día lo extorsionará y le manejará a su antojo. Entre ellos se creará un vínculo dependiente y autodestructivo.

Para hablar de la obra que nos ocupa, primero debemos analizar de dónde procede su título y las implicaciones que ello conlleva. Las flores del Mal da nombre a una de las obras más importantes del poeta francés Charles Baudelaire (1821-1867). Traductor de las obras de Edgar Allan Poe y crítico de arte, tuvo una vida turbulenta, llena de vicios y excesos.

Su visión del mal y su noción pesimista de las cosas impregnan sus escritos. Las flores del Mal fue catalogada de inmoral en su época y censurada, obligándole a eliminar de la misma varios poemas. Este libro está dividido en siete partes, entre las que destacan las nombradas Flores del mal, Rebelión y La muerte.

La historia del protagonista gira en torno a las reflexiones sacadas de esta obra. A pesar de lo que pueda parecer por su premisa, no es un cómic sobre colegiales y triángulos amorosos. Estamos ante un manga de corte adulto y bastante complejo, no recomendado para menores. En el mismo parece que se busca sacar lo peor del ser humano. Está impregnado por el tono pesimista y sombrío de la obra de Baudelaire. Hay suspense, intriga, horror e, incluso, romance. Todo contado de manera magistral.

Takao, por culpa de su compañera Sawa, acaba metido en una espiral de maldad y corrosión. El protagonista solo puede aferrarse a las palabras de su libro, Las flores del mal, para intentar salir a flote y redimirse. Algo que no le será nada fácil y lo llevará a situaciones límite. Vemos un trasfondo psicológico complejo. Se cuestiona constantemente la moralidad y el propio valor que tiene la vida en la sociedad en la que viven los protagonistas.

Aku no Hana tiene una muy buena construcción de personajes, por lo que llegamos a sentirnos mal por ellos y, a veces, enfadados por sus actos. El lector observa las situaciones que se desarrollan en el manga angustiado e impotente, pero no puede dejar de leer. Se siente una atmósfera en ocasiones asfixiante y la intriga es palpable. Shuzo Oshimi consigue que no apartes la mirada, a pesar de las situaciones tan retorcidas que se desarrollan en la obra. Mantiene perfectamente la tensión, pero de vez en cuando da un breve respiro al lector.

Uno de los puntos débiles de este manga es su dibujo. Aunque los fondos están muy bien trabajados y son detallistas, el diseño de los personajes es bastante simple. No destaca demasiado. Y a veces resulta discordante con la trama adulta de la historia.

Aku no Hana fue adaptado al anime en 2013 contando con 13 episodios. Ello provocó gran polémica debido a su dibujo distinto del manga. Se utilizó la técnica de la rotoscopia. Este método surge de calcar los fotogramas reales de una película y luego colorearlos como si fueran un dibujo.

El resultado fue personajes con aspecto y movimientos más realistas. Ciertamente, no está muy bien hecha la rotoscopia que se usó para Aku no hana pero le daba mejor aspecto y era acorde con la historia que trataba. El autor trató de hacer algo distinto, cosa que a algunos les encantó y a otros les desagradó bastante.

El anime de Las flores del Mal está bien adaptado, aunque la historia lleva un ritmo bastante lento. Se queda corta en capítulos para narrar todo el primer arco del manga. En general, la serie animada no es mala si no te importa demasiado el diseño de personajes, a lo que uno se acaba acostumbrando.

Aku no hana en manga es una obra adulta muy recomendable para los amantes de los cómics de intriga, tensión e, incluso, para los seguidores de los thrillers psicológicos. Podemos encontrarla publicada completa en España por Norma Editorial. Animo a disfrutar de esta peculiar historia que no deja indiferente a nadie.

SARA B. PATRÓN

DEPORTES - PORCUNA DIGITAL

FIRMAS
Porcuna Digital te escucha Escríbenos