:::: MENU ::::

6 dic. 2018

  • 6.12.18
La centenaria firma Bodegas Navarro, santo y seña de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles, ha adquirido la conocida marca Pilycrim L'original, con el objetivo de acercar sus vinos al público más joven, reforzando así su presencia en eventos festivos y establecimientos hosteleros de toda Andalucía.





Con la adquisición de la marca Pilycrim, Miguel y Javier Herrador Veredas, los actuales responsables de Bodegas Navarro, inician así un novedoso proyecto empresarial que tiene por objetivo "rejuvenecer" la imagen de la segunda bodega más antigua de Montilla y, de este modo, poder acercarse a nuevos consumidores deseosos de conocer las excelencias de un vino nacido de uvas de la variedad Pedro Ximénez.

"Se trata de una apuesta personal para potenciar tanto la marca 'Pilycrim' como la propia estructura de Bodegas Navarro, explicó Miguel Herrador, director comercial de Bodegas Navarro, quien hizo hincapié en que la firma, que atesora innumerables galardones en certámenes de ámbito nacional e internacional, desea en esta nueva etapa "acercarse a un público más joven", de la mano de un vino generoso que, desde su salida al mercado en la pasada década de los noventa, se ha convertido en todo un habitual en las fiestas más emblemáticas de Andalucía.

Para propiciar el crecimiento de Pilycrim, Bodegas Navarro cuenta con sus propios embajadores, que no son otros que los protagonistas de un original cómic que puede disfrutarse en la nueva web de la marca y que, como detallan sus promotores, pretende "reflejar esa multiculturalidad que propicia este vino generoso y muchos de los eventos en los que está presente".

De este modo, en cada una de las paradas que realice Pilycrim bajo el eslogan La vida es un camino de fiestas –y entre las que destacan citas como los Carnavales de Cádiz,  la Cata de Córdoba, las Cruces de Granada o la Feria de Sevilla–, los pilycrinos mostrarán la historia y la propia esencia de Bodegas Navarro.

De esta forma, la llegada de la marca Pilycrim a Bodegas Navarro supone un hito en el proceso de renovación que esta firma montillana inició hace seis años con el objetivo de llegar a un nuevo consumidor gracias a sus productos gourmet y a nuevas apuestas, especialmente dirigidas a potenciar el consumo moderado de vino entre el público más joven.





Un objetivo, el de acercar la cultura del vino a todos los públicos, al que pronto se le sumará La Solé, un vermú elaborado con uva Pedro Ximénez. "Nuestro objetivo es llegar a la gente joven con una buena imagen y con un producto de calidad que, poco a poco, les ayude a iniciarse en el consumo del vino", detallaron los hermanos Herrador Veredas, quienes se mostraron convencidos de que "ese camino les llevará de una forma natural hasta nuestros vinos gourmet".

Una bodega centenaria

Bodegas Navarro es la segunda firma más antigua del marco Montilla-Moriles. Fundada en 1830 y con una trayectoria avalada por innumerables galardones, a mediados de la pasada década de los noventa fue adquirida por la familia Herrador Veredas que, en su tercera generación, ha apostado por rejuvenecer su excepcional carta de vinos y, de paso, la propia empresa que, en la actualidad, emplea a una docena de personas con una media de edad que roza los 30 años.

Hoy por hoy, la firma está presente en una veintena de países gracias a una amplia selección de vinos como el Fino Andalucía 1957, el Palecream o el Vino de Misa, productos gourmet como su vino Solera Fundación 1830 o sus vinagres o la nueva línea de vermús, en la que sobresale el prestigioso Premium Rosso Vermouth.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
REPORTAJE GRÁFICO: I. TÉLLEZ

3 dic. 2018

  • 3.12.18
Licenciado en Derecho, Juan Francisco Ferrándiz es autor de las novelas Las horas oscuras y La llama de la sabiduría. En La tierra maldita retrata la Barcelona del siglo IX. Entonces, la ciudad se encontraba en los confines más lejanos del Sacro Imperio. Gobernada por los francos desde la distancia, el municipio, de apenas mil quinientos habitantes, se había convertido en una tierra abandonada, asolada por intentos de conquista de los sarracenos y sometida a la tiranía de nobles corruptos que explotaban a sus habitantes. Ferrándiz es contundente: “Con el aislamiento del siglo IX surge la identidad de Cataluña que hoy conocemos”.



—'La tierra maldita' recrea en un ambiente épico la Barcelona medieval del siglo IX a punto de desaparecer.

—Es una ciudad que no se ha visto apenas a nivel literario. Es totalmente novedoso y original, que es lo que está llamando la atención.

—¿Cómo era aquella Barcelona que se encontraba en los confines más lejanos del Sacro Imperio?

—Aquella era una ciudad aislada en medio de un paraje desolado. Una ciudad de apenas mil habitantes, delante justo de la frontera con Al-Ándalus, que estaba en el río Llobregat.

—Este libro surge cuando buscabas una tierra de leyenda, un ‘Avalon’, y lo encontraste en la región de Gotia, una provincia visigoda situada al sur de Francia.

—Así es. La provincia de Gotia se extendió por Carlomagno más allá de los Pirineos y consiguieron llegar hasta Llobregat. Hoy en día es esa zona llamada la Cataluña vieja y es tierra de brujas. Ya entonces era una tierra llena de leyendas y de bosques tupidos, de brumas. Y eso tenía un ambiente legendario que yo buscaba para esta novela.

—Como decías, allí encontraste una ciudad de mil habitantes, totalmente rural, aislada frente al enemigo que era Al-Ándalus.

—Claro. Al-Ándalus había perdido hacía 60 años ese territorio y aspiraba a recuperarlo, impidiendo que se instalaran allí colonos y, por supuesto, impidiendo que esa ciudad pudiera medrar. ¿Cómo? Pues cada seis, siete, ocho años, entraban razias y arrasaban con todo lo que podían. Barcelona resistía solo por sus murallas romanas. Si no hubiera sido por esas murallas, probablemente hoy en día no existiría.

—A partir de este escenario literario e histórico surgen familias, linajes, luchas de poder, que en nada envidiarían a ‘Juego de tronos’.

—Yo tengo la sensación de que autores como George R. R. Martin o Tolkien se hubieran inspirado o hubieran buscado en sus fuentes de inspiración esa época. Esa complejidad de política, revueltas, conspiraciones, traiciones, familias enfermas de ambición, tan sorprendentes, estaban en esa época.

—Este aislamiento total de la ciudad era consecuencia de ser considerada como una tierra peligrosa y despoblada.

—Claro. La marca hispánica era una tierra de frontera, estaba apenas poblada, no había mina, no había apenas cultivo. Por tanto, no había nada que sacar a nivel de impuestos. Encima era peligrosa porque subían los sarracenos y arrasaban. Entonces, el rey de Francia lo tenía ahí como el último reducto. Y por otra parte, en la línea con los sarracenos estaba la frontera y ahí se quedó una zona aislada. Y es la tierra maldita.

—A esta tierra maldita llega el joven obispo Frodoí, que caerá rendido a los encantos de la noble Goda, que ama la ciudad por encima de todo.

—La novela es un tapiz de muchas historias, historias personales y vitales. Y van todas con un eje central que el obispo Frodoí, que llega allí y que a partir de su llegada cambia todo. Ese obispo es una figura histórica de Barcelona. Yo he tratado de que fuera muy potente, porque en una tierra donde se vivía al límite, las historias tienen que ser así. Esa Goda de Barcelona concentra el espíritu godo. Allí los habitantes eran godos, igual que en el resto de Hispania, y de familias muy antiguas, por concentrar un poco esa esencia ancestral en una sola mujer.

—Tu novela está ambientada en un territorio que hoy es actualidad. ¿Tu novela nos puede ayudar a entender todo lo que hoy ocurre?

—Los problemas del siglo IX no tienen nada que ver con los del siglo XXI. Entonces quería sobrevivir y ahora los problemas de Cataluña son otros. Pero sí que es cierto que esta novela puede ayudar a comprender el origen de una identidad. En esa época surge el origen de esa identidad, precisamente por el aislamiento al que se vieron sometidos, esa marca hispánica, pasarán las generaciones, y ni me quieren los franceses ni puedo ya estrechar mis vínculos familiares son el sur, con Toledo.

—En aquellos momentos se produjo también un conflicto religioso que ayudaría a crear un cierto espíritu y una cierta identidad.

—Estamos en una iglesia muy primitiva. Encima, se produce un conflicto porque allí se practicaba el rito mozárabe, que aún existe como reliquia en Toledo, y llegan los franceses con el ritual romano. Carlomagno estaba investido del poder sacro que le había impuesto el Papa y ahí se produce un choque cultural entre los nobles, los francos y los godos que habitaban allí. Ese choque cultural también genera conflicto. Y todo eso también sale en mi novela.

ANTONIO LÓPEZ HIDALGO
FOTOGRAFÍA: ELISA ARROYO

21 nov. 2018

19 nov. 2018

  • 19.11.18
Presentadora de televisión, Sandra Barneda (Barcelona, 1975) ha vendido de sus dos primeras novelas, Reír al viento y La tierra de las mujeres, más de 200.000 ejemplares. Tras su debut en la no ficción en 2016 con Hablarán de nosotras, retoma la tetralogía de los elementos con Las hijas del agua, una historia construida con personajes reales y ficticios que explora los territorios del deseo femenino en la Venecia de 1793. El argumento: una hermandad secreta de mujeres y una joven elegida para proteger un legado escrito en el agua.



—'Las hijas del agua' nos descubre una sociedad secreta de mujeres que lucha por la libertad, por desprenderse de la “moretta” que les oprime. Para ello, te has sumergido en los canales de la Venecia del siglo XVIII.

—Y en una época donde la mujer se da cuenta que es imposible que, para conseguir lo que quiere, se quite la máscara.

—Lucrezia, que no está dispuesta a casarse con un hombre al que detesta, será la joven elegida para mantener el legado del agua.

—Lucrezia es uno de los personajes más importantes. Es aquella mujer que tiene la vida hecha, que está destinada para algo, y se da cuenta de que en realidad puede ser lo que ella quiera. Lo que no sabe es cómo puede llegar hasta allí. Y a través de la sociedad secreta de mujeres persigue su objetivo.

—El germen del libro surgió cuando te diste cuenta de que las mujeres sí que estuvieron unidas en el siglo XVIII, tan convulso en Europa.

—En general, la mujer sí que ha estado unida. O sea, eso de que las mujeres no nos unimos es un poco falso. El germen de la novela es cuando comienzo a documentarme y me doy cuenta de que el primer texto de vindicación de derechos de la mujer, escrito por una mujer, se publica en un corto periodo de tiempo en tres ciudades distintas. Y además, está publicado por mujeres. Una de ellas, Elisabetta Caminer, que la coloco como hija del agua y que dirigió un periódico literario en la Venecia del siglo XVIII y que fue perseguida por ello. Tuvo que abandonar Venecia pero seguía dirigiéndolo.

—Dices que las hijas del agua sois todas y que en esta segunda revolución feminista os habéis dado cuenta de que no todo estaba hecho, incluso que os habéis equivocado en algunos aspectos. ¿Como cuáles?

—Hay una frase de Christine de Pizan con la que empiezo la novela, que dice: “… lo que tiene que estallar, estallará en su momento”. Cuando preguntas ahora sobre esta segunda revolución, yo creo que se lleva mucho tiempo pidiendo y ha estallado en su momento. No solo para que las mujeres se unan y sean hijas del agua. Es que hay muchos hombres que también son hijas del agua. Es decir, de aquellas madres, de aquellas abuelas, incluso de aquellas hermanas que se han sentido oprimidas o en un mundo que las trata de manera injusta, y ellos no quieren eso.

—La época que retratas es muy interesante, muy próxima a la Revolución Francesa. En aquella época se decía que en Venecia estaban las mujeres más cultas de Europa.

—Sí. Sí. Porque eran los años finales de la república del Véneto. Venecia era libertina pero al mismo tiempo oprimida. Y en esos callejones se permite todo.

—Un siglo en el que, sin embargo, Rousseau no incluyó a la mujer en 'El contrato social', pero sí hubo mujeres como Mary Wollstonecraft que la reivindicó en su 'Vindicación de los derechos de la mujer'.

—Yo creo que hubo muchas mujeres que se sintieron estafadas.

—Pero en el siglo XVIII, incluso, se seguían repartiendo folletos que afirmaban que la mujer no tiene alma, que no estaba hecha para las matemáticas ni para estudiar.

—Era un peligro. Una mujer ilustrada era una cosa muy mal vista y un peligro para la ciudad. Todavía quedaban muchos años para que se empezara a ver bien.

—Piensas que María Antonieta en el fondo quizás fue una adelantada a su tiempo y que se le ha tratado muy injustamente.

—Sí. Por eso la coloco como una hija del agua. María Antonieta fue una incomprendida. Cambió absolutamente la Corte de Versalles, que eran las Cortes más cerradas. Todavía sigue siendo pionera en el mundo de la moda. O sea, se le pone como frívola, pero en el tema de los maquillajes, en el concepto de la mujer, todo eso, significaba mucho en la manera de enfocar la vida de una mujer. Fue totalmente moderna.

—En el libro citas algunas frases que impresionan. Por ejemplo, la de Sor Arcángela, Elena Tarabotti: “Asesinar a los recién nacidos es menor pecado que enterrar vivas a mujeres”.

—Mira. Me parece tan fuerte como frase. Te lo dice una mujer que fue encerrada contra su voluntad y de por vida en un convento. Y eso es lo que ocurría. Y se silenciaba. Se consentía.

—Como dices, ¿el vínculo de las hijas del agua con la actualidad es que todo lo que hicieron estas antecesoras no fue en vano?

—Claro. El vínculo es de respeto. Ellas fueron realmente unas valientes. Fueron las primeras que iluminaron el camino de la valentía y muchas perdieron la vida por ello. Como mínimo, hay que conocerlas y hay que saber cómo fueron sus vidas.

—Esta es la tercera entrega de la tetraología de los elementos. Ahora le toca al agua. ¿Para cuándo el fuego?

—¡Buf! Pues no sé.

—No estás dispuesta a quemarte todavía.

—Todavía no. El fuego todavía tiene que prender la llama.

ANTONIO LÓPEZ HIDALGO
FOTOGRAFÍA: ELISA ARROYO

17 nov. 2018

  • 17.11.18
Potenciar el carácter de Montilla como "ciudad de compras" y facilitar el acceso a todos los vecinos del centro de Andalucía de una forma cómoda y gratuita. Estos son los dos grandes objetivos que se ha planteado el Área de Comercio del Ayuntamiento de Montilla con la nueva campaña promocional que presentó ayer la responsable de la Concejalía, Aurora Barbero, a escasas semanas del comienzo las fiestas navideñas de las tradicionales rebajas.



"Montilla siempre ha sido un referente comercial para la zona sur de Córdoba y el objetivo que nos hemos marcado es propiciar que lo siga siendo", señaló la edil montillana, quien desveló que la campaña, que se desarrollará hasta el próximo mes de enero por medio de cuñas de radio y anuncios en medios digitales de la provincia, permitirá difundir las nuevas tarifas del aparcamiento subterráneo de la Plaza de la Rosa, situado en pleno centro histórico de la localidad.

"El objetivo es que todos los vecinos de la provincia sepan que comprar en Montilla es fácil y cómodo, ya que cuentan con una amplísima gama de establecimientos comerciales especializados en diferentes sectores y que, además, ponen a disposición de sus clientes de un aparcamiento vigilado en pleno centro de la ciudad en el que, además de los primeros 40 minutos gratis, se aplican tarifas reducidas en horario comercial".



Atendiendo las demandas de los propios comerciantes y empresarios del sector comercio, el Ayuntamiento de Montilla ha impulsado la difusión de dos vídeos breves, concebidos para ser publicados en redes sociales y para ser compartidos a través de mensajes de WhatsApp, que enseñarán a los conductores a llegar hasta el aparcamiento subterráneo de la Plaza de La Rosa.

"Estos vídeos pretenden mostrar, de manera muy gráfica y sencilla, el itinerario que deben seguir los conductores hasta el aparcamiento de la Plaza de la Rosa, tanto si acceden a Montilla por la Avenida de Europa y la Avenida de Málaga, como si lo hacen desde la carretera de Espejo o por la variante de la carretera autonómica A-307", explicó la responsable municipal de Comercio y Organización Interior.



En este sentido, Aurora Barbero se mostró convencida de que esta nueva iniciativa "ayudará a quienes nos visitan a encontrar aparcamiento en pleno centro de la ciudad", toda vez que el equipo de gobierno "atiende una de las demandas del sector" que, precisamente, reclamaban algún tipo de medida para favorecer el uso de estas instalaciones entre sus clientes.

"El sector del comercio es uno de los que han sufrido la crisis de forma más intensa, y al que está afectando más los cambios de hábitos de consumo, por lo que entendemos necesario apoyarlo con iniciativas de este tipo que ayudan a fortalecerlo, dado que representa uno de los puntales de la economía montillana", reconoció Aurora Barbero,

I. TÉLLEZ / J.P. BELLIDO
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR / I. TÉLLEZ

6 nov. 2018

  • 6.11.18
El periodismo que contará el futuro. Así se titula la nueva obra que acaba de ver la luz de la mano de la editorial Comunicación Social y en la que Antonio López Hidalgo, miembro del Consejo Editorial de Andalucía Digital, analiza los retos a los que se enfrentan los profesionales de la información y el incierto futuro del sector, sometido a los convulsos cambios que ha propiciado la globalización y la irrupción de nuevas tecnologías.



El volumen se estructura en torno a cuatro capítulos escritos en diferentes momentos y publicados en distintas publicaciones en los últimos años. El primero de ellos, titulado Los géneros periodísticos según Honoré de Balzac, es un estudio introductorio a la clasificación de los textos periodísticos que el autor francés esboza en su Monografía de la prensa parisina (Los periodistas), que vio la luz por primera vez en castellano en 2009 en una cuidada edición de Comunicación Social Ediciones y Publicaciones.

El segundo capítulo, José María Carretero, escritor ‘porno’ y pionero de la entrevista-perfil, se publicó en la revista Andalucía en la Historia en 2015, y profundiza en la figura del periodista montillano José María Carretero Novillo (1887-1951), más conocido por el seudónimo de El Caballero Audaz, del que López Hidalgo es un reputado especialista.

El tercer capítulo, titulado Situación laboral y producción informativa. El reto de los profesionales de la información, recoge una conferencia del autor en el marco de las primeras Jornadas sobre Relaciones Laborales y Medios de Comunicación, celebradas en la Facultad de Comunicación de Sevilla, mientras que el capítulo que cierra el volumen, El periodismo que contará el futuro, y que da título a todo el volumen, apareció por primera vez en 2016, en la revista latinoamericana de comunicación Chasqui, editada por el Centro Internacional de Estudios Superiores de Comunicación para América Latina.

"Como algunos platos de la 'nouvelle cuisine', el lector entenderá que este volumen, como un buen aperitivo, no sacia el hambre, pero tal vez dé vuelo a la imaginación capaz de dibujar horizontes en un tiempo en el que los recortes presupuestarios y de otros tipos, por desgracia, han llegado no solo al papel", sostiene Antonio López Hidalgo quien, no obstante, defiende convencido de que "el periodismo es una herramienta imprescindible para descifrar la Historia y entender nuestras vidas".

Un reputado especialista en Periodismo

Catedrático de Redacción Periodística en la Facultad de Comunicación de la Universidad de Sevilla, Antonio López Hidalgo (Montilla, 1957) publicó su primer libro en 1990, El sindicato clandestino de la Guardia Civil, una obra realizada al alimón junto a Juan Emilio Ballesteros, por la que fueron procesados y absueltos posteriormente.

En la editorial Comunicación Social, Antonio López Hidalgo también ha publicado El periodista en su soledad; De la vida y otras anécdotas; El Titular. Manual de titulación periodística; Géneros periodísticos complementarios. Una aproximación crítica a los formatos del periodismo visual; y La Columna. Periodismo y literatura en un género plural. Entre otras obras, es autor de La exactitud de la nostalgia, La ciudad perdida, El privilegio del olvido, La belleza de las pequeñas cosas o Escrito en Brasil.

En 2010, el periodista montillano presentó en la Diputación de Córdoba El ruido y las nueces, una obra que recopila el medio centenar de columnas que López Hidalgo publicó en el Diario Bahía de Cádiz entre los años 2005 y 2006. El acto, que congregó a un buen número de amigos y profesionales de la información, fue conducido por el periodista y escritor Juan Cruz, director adjunto de El País, quien reconoció que "a Antonio López Hidalgo da gusto leerle".

Profesor invitado en varias universidades iberoamericanas, es Premio de Narrativa de la Asociación Cultural "Marquesado de Priego", además de miembro de la Cofradía de la Viña y el Vino, para la que concibió en septiembre de 1992 la primera Exaltación del Vino de Montilla. De igual manera, Antonio López Hidalgo es miembro del Patronato de la Fundación Biblioteca Manuel Ruiz Luque.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: CELIA LÓPEZ

2 nov. 2018

  • 2.11.18
La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha pedido al Gobierno de la nación rebajar las 35 peonadas para facilitar el cobro del subsidiario agrario "por justicia" ante las consecuencias de la gota fría en cosechas que se "verán afectadas de forma irreversible" en la comunidad andaluza.



Susana Díaz, que dio a conocer esta petición en el acto de apertura de la Jornada Otra PAC + social y con perspectiva de género, celebrada en Córdoba, recordó que el gobierno andaluz ha aprobado la primera línea de ayuda, con 37 millones, para los municipios afectados por el temporal y señaló que el gobierno de España el próximo viernes hará la declaración de zona de emergencia social.

Por otro lado, Díaz señaló que el gobierno de Andalucía estará "en la primera línea de batalla" de la nueva PAC, ya que "nos jugamos el futuro de una década". En este sentido, Díaz afirmó que "una de las cosas buenas que ha hecho Europa" ha sido la PAC, por lo que consideró como una "fortaleza" y "una potencia en la negociación" que todas las organizaciones agrarias, junto al gobierno de Andalucía y el de España, estén "a una" de cara a la nueva PAC que se está preparando en Bruselas para el sexenio 2021-2027.

Susana Díaz recordó que Andalucía es una región eminentemente agraria donde "el 85 por ciento de los perceptores de la PAC residen a menos de 20 kilómetros de su explotación", por lo que subrayó la importancia que tienen estos fondos europeos para la comunidad. "La burocracia en Europa en relación con la PAC la hace prácticamente insufrible", dijo Díaz tras denunciar que "no tiene sentido que en la era digital, en la que puedes vender una casa por internet, se pidan todos los años mismos papeles".

Díaz destacó la importancia de incorporar a jóvenes y mujeres en el tejido agroalimentario y pidió combatir el desequilibrio en la cadena de distribución. "Voy a pedir a las cadenas de producción y al Gobierno de España que se trabaje, como lo están haciendo en otros países europeos, para hacer más justo el reparto. No es posible que lo que se está pagando en los terminales de venta sea tan superior a lo que reciben nuestros productores", señaló la presidenta. En relación con ello defendió que si "pagamos precios dignos en origen habrá sueldos dignos".

La presidenta también hizo referencia a la importancia de "ser ambiciosos con la política hídrica" y afirmó que se está haciendo una "apuesta importante por mejorar y modernizar los regadíos". "Necesitamos que el coste energético y el del agua sea justo y apropiado", dijo Díaz, que invitó a aprovechar la "riqueza natural" de Andalucía, "una tierra rica en horas de sol".

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

31 oct. 2018


DEPORTES - PORCUNA DIGITAL

FIRMAS
Porcuna Digital te escucha Escríbenos